Presentación

El Colegio de Economistas de Sevilla, es una Corporación de derecho público, amparada por la Ley y reconocida por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, que se rige por la Ley de Colegios Profesionales y por sus propios Estatutos.

En sus inicios, era una antigua Sección del Colegio Central de Economistas (a partir de 1977 el Colegio Central de Economistas pasó a denominarse Colegio de Economistas de Madrid), que en su reunión de Junta General Extraordinaria de 4 de julio de 1973 acordó, por unanimidad, el solicitar su conversión en Colegio profesional, siendo informado favorablemente por el Consejo General en sesión de 4 de septiembre de 1973. Finalmente por Orden de la Presidencia del Gobierno de 23 de noviembre su creación fue publicada en el BOE número 291 de 5 de diciembre de 1973.

En un principio, el ámbito territorial del Colegio era multiprovincial (Canarias, Extremadura, las 8 provincias andaluzas, Melilla, Ceuta,…)  desarrollándose posteriormente un proceso encaminado a la creación del “modelo provincial”.

Actualmente existen en Andalucía ocho Colegios de Economistas, uno por cada una de las provincias, integrados todos ellos en el Consejo Andaluz de Colegios de Economistas. De igual modo, el Colegio de Sevilla junto con todos los demás Colegios de Economistas españoles se halla integrado en el Consejo General de Colegios de Economistas de España.

 

El primer Decano que tuvo el Colegio fue D. Alberto de la Lastra Castrillo, a quien le siguieron en dicho cargo:

  • Luis López Ladrón (1978)
  • Pascual Segarra Casanova (1981)
  • Ignacio Guzmán Cuevas (1985)
  • Fernando González-Moya Rodríguez de Mondelo (1989)
  • Guillermo J. Sierra Molina (2002)

 

El Colegio de Economistas de Sevilla es el máximo organismo representativo a escala provincial de la profesión de economista, cuyos fines esenciales son la ordenación del ejercicio de la profesión, la representación exclusiva de la misma y la defensa de los intereses profesionales de sus colegiados.

 

ECONOMISTA es la denominación profesional que acredita a licenciados en Ciencias Económicas y Empresariales, en Economía, en Administración y Dirección de Empresas, en Investigación y Técnicas de Mercado y en Ciencias Actuariales y Financieras (títulos académicos) pertenecientes a un Colegio de Economistas (título profesional), así como cualquier otra nueva titulación superior emitida por Universidades Españolas además de las ya mencionadas anteriormente que tenga plenos efectos habilitantes para el ejercicio profesional como Economista en el Estado Español.

 

Como Colegiados de Honor del Ilustre Colegio de Economistas de Sevilla figuran:

  • Manuel Olivencia Ruiz
  • Alberto de la Lastra Castrillo
  • Ramón Tamames Gómez
  • Jaime García Añoveros
  • Manuel Clavero Arévalo
  • Miguel Sánchez Montes de Oca
  • Fernando González-Moya Rodríguez de Mondelo

El Colegio de Economistas de Sevilla realiza, de acuerdo con la Ley de Colegios Profesionales, las siguientes funciones:

  • Ejercer cuantas funciones le sean encomendadas por la Administración y colaborar con ésta mediante la realización de estudios, emisión de informes, elaboración de estadísticas y otras actividades relacionadas con sus fines que puedan serles solicitadas o acuerden formular por propia iniciativa.
  • Ostentar la representación que establezcan las leyes para el cumplimiento de sus fines.
  • Participar en los Consejos u Organismos consultivos de la Administración en la materia de competencia de la profesión.
  • Participar en la elaboración de los planes de estudio e informar las normas de organización de los centros docentes correspondientes a las profesiones respectivas, mantener permanente contacto con los mismos y preparar la información necesaria para facilitar el acceso a la vida profesional de los nuevos profesionales.
  • Ostentar en su ámbito la representación y defensa de la profesión ante la Administración, Instituciones, Tribunales, Entidades y particulares, con legitimación para ser parte en cuantos litigios afecten a los intereses profesionales.
  • Facilitar a los Tribunales, conforme a las leyes, la relación de colegiados que pudieran ser requeridos para intervenir como peritos en los asuntos judiciales, o designarlos por sí mismo, según proceda.
  • Ordenar en el ámbito de su competencia, la actividad profesional de los colegiados, velando por la ética y dignidad profesional y por el respeto debido a los derechos de los particulares y ejercer la facultad disciplinaria en el orden profesional y colegial. Esta competencia se rige por el Código Deontológico.
  • Organizar actividades y servicios comunes de interés para los colegiados, de carácter profesional, formativo, cultural, asistencial y de previsión y otros análogos, proveyendo al sostenimiento económico mediante los medios necesarios.
  • Procurar la armonía y colaboración entre los colegiados, impidiendo la competencia desleal entre los mismos.
  • Adoptar las medidas conducentes a evitar el intrusismo profesional.
  • Intervenir, en vía de conciliación o arbitraje, en las cuestiones que, por motivos profesionales, se susciten entre los colegiados.
  • Resolver por laudo, a instancia de las partes interesadas, las discrepancias que puedan surgir sobre el cumplimiento de las obligaciones dimanantes de los trabajos realizados por los colegiados en el ejercicio de la profesión.
  • Informar en los procedimientos judiciales o administrativos en que se discutan honorarios profesionales.
  • Encargarse del cobro de las percepciones, remuneraciones u honorarios profesionales cuando el colegiado lo solicite libre y expresamente, en los casos en que el Colegio tenga creados los servicios adecuados y en las condiciones que se determinen en los Estatutos Colegiales.
  • Visar los trabajos profesionales de los colegiados, cuando así se establezca expresamente en los Estatutos Colegiales. El visado no comprenderá los honorarios ni las demás condiciones contractuales cuya determinación se deja al libre acuerdo de las partes.
  • Organizar, en su caso, cursos para la formación profesional de los postgraduados.
  • Cumplir y hacer cumplir a los colegiados las Leyes generales y especiales y los Estatutos Profesionales y Reglamentos de Régimen Interior, así como las normas y decisiones adoptadas por los Órganos colegiales, en materia de su competencia.

 

Las actividades y ámbitos de actuación del economista, de acuerdo con lo establecido en el Decreto 871/1977 de 26 de abril, por el que se aprueba el Estatuto Profesional de Economistas, que incorpora las funciones propias del economista, incluidas en la Clasificación Internacional Uniforme de Ocupaciones de la Oficina de Trabajo de Ginebra (OIT), son las siguientes: Administración, organización y dirección de empresas; Auditoría de cuentas; Asesoría financiera; Asesoría contable; Asesoría fiscal; Consultoría; Investigación y planificación comercial, técnicas de marketing, comercio exterior; Sistemas actuariales y de riesgos; Selección e integración de personal, métodos de trabajo y racionalización administrativa; Proceso de datos y tratamiento de la información empresarial; Arbitraje y actuaciones judiciales y concursales; Estudios estadísticos y documentación económica, contable y financiera; Docencia y las demás funciones que la legislación les ha conferido o les confiera.